CONGREGACIONES ACTUALES

ALGUNAS PINCELADAS PARA COMPARTIR

GANDUXER: ¿Quién no conoce esta casa y alguna de la Hermanas que la han inmortalizado y aún forman parte de ella? Fue casa de vela a domicilio y en clínicas. Por esta Comunidad pasaron muchas hermanas recién profesas, aquí comenzaron sus estudios, a la vez que trabajaban. Aquí también florecía el Taller. Más tarde, se soñó alto y se construyó la Clínica de la Sagrada Familia. Se hizo un buen trabajo con los enfermos y los médicos pero nos desbordó y, por opción carismática, se vio la necesidad de dejar esta actividad. También, durante muchos años, la comunidad tuvo como tarea la atención a una residencia de jóvenes trabajadoras y estudiantes. En la última etapa, se hizo un concierto con los Servicios Sociales, ofreciendo algunas plazas a jóvenes sin recursos, a las que se proporcionaba acogida y acompañamiento para su promoción.

Actualmente, formamos la Comunidad 23 Hermanas, un poco “gastadas”, es verdad, pero hacemos cuanto podemos para mejorar la calidad de vida de unas para con otras, así como para acoger a las hermanas que necesitan asistencia médica en la Clínica o hacer Ejercicios, triduos, encuentros y todo tipo de reuniones que se les ofrezcan. Además tenemos un comedor social, una bolsa de trabajo y algunos voluntariados fuera de la Comunidad. Quienes se benefician, tanto del comedor como de la bolsa de trabajo, son inmigrantes con escasos recursos. En estos tiempos de crisis, acuden cada día al comedor alrededor de noventa personas.

En la comunidad, hacemos constante memoria de San José y de nuestros Fundadores, a quienes recurrimos en nuestras necesidades y de quienes recibimos muchas gracias.

COMUNIDAD DE COSLADA: La historia de nuestra comunidad, tiene aproximadamente unos treinta y cinco años, comenzando como Noviciado hasta que éste se trasladó al barrio de Tetuán. Estamos insertas en un barrio eminentemente obrero en el que la mayoría tiene que salir a Madrid y otros lugares para trabajar.

Hasta ahora hemos sido cinco hermanas, pero en estos momentos nos quedamos cuatro. Como tarea para expresar nuestra misión, nos hacemos cargo de la Asociación de Mujeres S. Pedro y S. Pablo, en la que estamos implicadas toda la comunidad. Aprendemos de ellas muchísimo y en muchos momentos ellas son las que nos evangelizan. Los últimos miércoles de mes, tenemos una sencilla oración compartida con todas ellas y realmente creemos que el PADRE nos las pone en nuestro camino para que aprendamos la sencillez, la naturalidad, el cariño.

A través de una hermana estamos presentes en la Asociación C. Joven de Vallecas en el proyecto de inserción socio-laboral y en el Equipo de Servicio y Orientación para el Empleo que tiene la Vicaría IV en una de las zonas de Vallecas.

Somos una comunidad de puertas abiertas, sencilla y acogedora. Teniendo siempre una palabra de ánimo para quien la necesita, unos oídos y un corazón dispuestos a la escucha, unas manos para consolar y unos pies para acompañar.

COMUNIDAD NOVICIADO BOGOTÁ: Somos una comunidad formada por 11 Hermanas de todas las edades: 4 Novicias, 1 Juniora y 6 Hnas. Profesas. En la Comunidad, la formación de las jóvenes es la misión principal, junto con la acogida de las Hnas. de las demás comunidades que, por dis-tintos motivos, acuden a nuestra casa (ejercicios, encuentros, trámites en la capital…) Cuenta también con el T. M. S “Creaciones Butiñá”, en el que trabajan cuatro mujeres y la Hna. Maestra de Taller, resultando beneficiadas no sólo las familias de ellas, sino el resto de la comunidad y su entorno.

A nivel de Pastoral se acompaña un Taller Nazaret, Grupos Nazaret de jóvenes y niños y se cola-bora en la Pastoral Parroquial con el Grupo Semilleros, Catequesis Pre- Bautismal, de Primera Comunión, Confirmación y en la Pastoral de la Salud, llevando la comunión a los enfermos.

COMUNIDADE DE TRÊS RIOS: Somos una comunidad formada por tres hermanas jubiladas, pero en plena actividad pastoral, que llegamos a la Ciudad de Tres Ríos hace dos años y medio. Se trata de una ciudad en pleno desarrollo industrial, con aproximadamente 80.600 habitantes. Vivimos en una casa alquilada, en un barrio de la periferia de la ciudad, próximo a la Parroquia, que tiene como patrono a São José Operário, y que está compuesta por la iglesia matriz y cuatro Comunidades Eclesiales de Base en zonas rurales. Estamos enteramente dedicadas a la Pastoral.

Participamos en varios Movimientos Sociales de la Parroquia, en el Consejo Parroquial de Pastoral (CPP), en el Consejo Comunitario de Pastoral (CCP) y en la Comisión de Asesoramiento Pastoral (CAP). Además una Hermana trabaja como coordinadora de Pastoral de Criança, otra da Catequesis y la tercera, en la Pastoral Bíblica y la asesoría de Pastoral Juvenil. También colaboramos con la promoción de adolescentes y mujeres pobres del área rural, a través del Clube de Mães, en el que se ofrecen cursos de corte y confección, pintura, culinaria, bordado, etc. Trabajamos por la concienciación ciudadana y solidaria en el Movimiento Regional de Fe y Política, en la Campanha da Fraternidade. Siempre que es oportuno nos hacemos presentes queriendo ser un testimonio de Iglesia que celebra la fe, cultiva la comunión y se pone al servicio del Evangelio. Para ello, participamos en las misiones periódicas, para “hacer discípulos” de Jesucristo, cuidando de la vida de los trabajadores y “descartados” de nuestra sociedad, incentivando el catecumenado para la iniciación cristiana y la formación bíblica permanente de jóvenes y adultos.

También acompañamos un grupo de “Talleres” e “Pre- Talleres”. Por todo esto, somos felices y estamos contentas de poder permanecer al servicio del Reino, aportando nuestra presencia de Vida Consagrada al estilo de la Familia de Nazaret.

Posted by Hijas de San José in Inicio, Noticias, Última hora