Contigo más – You make us better

Con esta dinámica quisimos hacer ver a los chicos que cada uno de ellos son únicos, especiales y que por eso es mucho lo que pueden aportar para que el mundo sea mejor.

contar1

La actividad se desarrolló de la siguiente forma: Cuando los chicos entraron en el colegio se encontraron un cartel a la entrada y en el corcho de cada clase. Era un cartel con muchos ojos que le miraban y un Contigo Más en el medio.

Al llegar a clase leímos nuestra primera reflexión de la mañana que decía así:

Buenos días y bienvenidos todos de nuevo al colegio. Comenzamos un nuevo curso con todo lo que ello significa. El tiempo de verano nos ha permitido descansar, disfrutar con cosas nuevas, hacer nuevas relaciones y tal vez viajar. Me alegro de que te haya ido bien el descanso y las vacaciones.

            Hoy comenzamos un nuevo curso con todo lo que ello significa. Dejar a un lado el largo período de vacaciones y descanso del que hemos estado disfrutando.  Olvidarnos de lo que ha pasado para comenzar un largo caminar que nos llevará de nuevo a recorrer los caminos ordinarios de cada día.

            En esta primera consigna del año, quiero recordarte que tú eres una persona valiosa; más aún, extraordinaria. Pero que sólo el tiempo hará que des lo mejor que llevas dentro. Ello quiere decir, que necesitas la ayuda de otros, sobre todo de adultos, que sepan cincelar, dar forma a esa joya en bruto que tú eres. Tus padres y tus educadores son esa clase de personas a las que nos referimos. Confía en ellos, en sus palabras; aguanta porque igual son un poco pesados; pero no dudes en que tú eres la razón de su vida y de su trabajo.

            Antes de comenzar este día, os recomiendo que deis un repaso a vuestras caras y vuestros nombres: tal vez, alguno haya cambiado de aspecto, o sea nuevo en el grupo. Haced el esfuerzo de acogeros mutuamente, de daros a todos la bienvenida, porque las aventuras sólo salen bien si se hacen con amigos.

            Y hablando de amigos, ya sabes que tienes uno al que necesitas especialmente. Es Jesús, y habita en tu interior. Pídele fuerza para comenzar bien el curso, para superar cuantas dificultades surjan en el camino. El cuenta contigo, y con todos, para dar un vuelco al mundo, y hacerlo distinto: más humano, más hermano. Buen curso amigo. Bienvenido de nuevo a tu casa.

            Que tengas un buen día y un feliz curso 2013-2014.

            Te invito a comenzar con una oración personal: pídele a Dios tener un buen curso.

contar2De esta reflexión destacamos varios puntos:

  • Dios nos llama a través de las personas que nos rodean, a través de sus necesidades, de sus problemas, de sus búsquedas y de sus encuentros.
  • Reflexionamos sobre éste punto: Qué sentido tiene y qué difícil es creer en un Dios abstracto, intangible. Dios nos invita a cambiar el mundo a través de las personas que nos rodean, a través de nuestras acciones para con ellas.
  • ¿En esta vida, qué es lo más importante para ti? Lluvia de ideas
    • Pues en todas las personas que has nombrado está Dios, es la energía, el alma Mater de cada uno de nosotros, el amor que hace latir al mundo. Dios siempre está a tu lado porque está en tu familia, está en tus amigos, está en tus profesores y sobre todo, está ti. Ya lo dijo Jesús: el que crea en mí, nunca estará solo…
  • Por eso todos los carteles que has visto no representan a ese programa de TV, representan que Dios está en la mirada de todos los que nos rodean. Pero para darnos cuenta de esto, hay que olvidarse de nuestro egotismo para poder mirar a los demás.
  • Los mayores que estamos a cargo de tu educación, que nos preocupamos por ti, siempre te decimos que estudias para ti y eso es así a corto plazo, a largo plazo no sólo es eso.

A continuación leímos la siguiente lectura:

Un maestro solía decir que, cuando él explicaba a sus alumnos que era necesario contar con la colaboración de todos para mantener la clase limpia y las cosas en orden, los alumnos reaccionaban con cuatro tipos de respuestas:

El reservón replicaba: “Yo colaboraré si lo hacen todos”.

El calculador exclamaba: “Hoy por ti, mañana por mí; si tú ayudas una vez, otras veces te ayudarán a ti”.

El egoísta pensaba sin decirlo: “¿Por qué voy yo a tener que pensar en la clase? Allá cada uno…“.

El sencillo y de buen corazón actuaba, no se liaba con argumentos y se iba a colgar en la percha las prendas caídas en el suelo.

El maestro terminaba diciendo: Sabed tres cosas: Todos somos necesarios, nadie es imprescindible, y lo que tú no hagas quedará para siempre sin hacer.

Lo que tú no hagas, eso quedará sin hacer, porque nadie lo puede hacer por ti. Y lo que tú vayas a hacer, solo lo puedes hacer tú, Por eso, “Contigo, más”.

Más de todo: contigo, la alegría de la clase va a más, la amistad va a más, la colaboración es más, el cariño dentro de la familia es mayor, la vida es más vida, el Reino de Dios se extiende y se hace más grande.

Contigo, más; y sin ti, menos.

En el mundo, a Dios gracias, hay mucha gente buena; pero Contigo, más. (…)

  • Esta historia, además de ahondar en lo que ya estábamos diciendo, nos decía que cada uno de nosotros tenemos un talento, somos muy buenos en algo, somos únicos y especiales. Muchas veces, la vagancia y la pereza nos hacen desperdiciar y ocultar nuestro auténtico talento y por eso, sin darnos cuenta, impedimos que el mundo sea un poquito mejor.
  • Pensamos y a escribimos en dos papeles primero cual era nuestro talento y qué nos proponíamos es este curso y segundo como se iban a beneficiar los demás de ello y lo pegamos en el corcho en el lugar indicado.

A continuación pensamos y dialogamos sobre: ¿Quién te puede ayudar a ser más feliz y conseguir tus objetivos? ¿Qué cosas o personas te pueden perjudicar?

contar3

Finalmente llegamos a la siguiente conclusión: Hoy en este primer día de curso queremos animarte a poner todas nuestras capacidades y oportunidades, que son muchas, para mejorar el mundo. Es una llamada que nos hace Dios directamente y a través de la realidad que nos rodea. Nos llama a través de las personas que están en nuestros centros educativos, en nuestras familias, en nuestra ciudad y en nuestro mundo. Es Jesús quien nos dice “Contigo más” y nos lo dice a través de personas y realidades que nos necesitan, que están a nuestro alrededor y que nos llaman a la inmensa aventura de mejorar el mundo que compartimos. La gran empresa a la que nos llama es la de hacer que este mundo funcione bien cumpliendo así el sueño que Dios tiene para cada uno de nosotros: Contigo más bondad, más amistad, más colaboración, más solidaridad, contigo más fe, más fidelidad, más cercanía, contigo más justicia, contigo más amor, contigo más alegría ¿Puede Jesús contar contigo? ¿PODEMOS CONTAR CONTIGO?

Posted by admin in Inicio, Noticias